Archivo de la etiqueta: Sexo

Estas Navidades… regala amor

Ahora que estos días vais a pasarlo bien o en familia, hemos pensado en unos regalitos que os podéis hacer para disfrutar aún más con vuestra pareja/novi@/conocido/amig@ especial o lo que os venga en gana. La Maleta Roja nos lo pone fácil. Hay propuestas para Nosotras y también para Ellos.

Para Ellas

Share

Este juguetito lo hemos probado Ale y yo y os asegura entretenimiento por horas. Muy suave y con las dimensiones justas para disfrutar las dos.

Para Ellos

Naughty Boy

Este Solo Para Él, nos aseguran que provoca eyaculaciones MUY fuertes. No sabemos cómo de fuertes, así que si alguien se ofrece a contarnos, estaremos agradecidas.

¡Felices Fiestas!

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad

PinkMap para el iPhone

Una nueva aplicación gay para el iPhone revoluciona las posibilidades de conocer gente dentro de tu comunidad o cuando viajes. PinkMap es un sistema de encuentros que funciona con un mapa interactivo que te marca qué usuarios hay conectados y dónde. En USA está disponible también con información de bares, discotecas y saunas. Si alguien lo prueba por Europa, por favor qué nos diga. También ofrece la posibilidad de chat.

Desarrollado por LocaMap

Para usar esta gay-app, tienes que descargarla a tu iPhone y registrarte con un perfil clásico: Edad, sexo, apariencia, similar al Facebook, donde se puede además cargar fotos y eventos.

Se disfruta especialmente si vas de viaje.

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Lesposts, Viajes LGBT

Crimen en Italia

Han hallado muerta a Brenda, la transexual implicada en la extorsión y renuncia del gobernador del Lazio, Piero Marazzo. Aunque lo vendan como un suicidio, tristemente no parece que sea verdad. La noticia es portada hoy en los diarios italianos:

La Repúblicca.

Corriere della sera.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Lesposts

POR QUÉ UNA FOBIA AL CEPILLO DE DIENTES NO SUPONE UN PROBLEMA DENTAL

bartotainment

bartotainment

Antes de avanzar, algunos preliminares. NUNCA se trata de una fobia al propio cepillo. Mi sonrisa luce limpia y esmaltada. Sino un pánico declarado a los cepillos ajenos,  sobre todo, por encima de todas las cosas, si se instalan en la repisa de MI cuarto de baño.

Yo sé que resulta impopular, que puede ser malinterpretado, pero soy de una generación que creció escuchando a Nino Bravo, qué le vamos a hacer. Me refiero al ligue de una noche  que acaba convertida en amante por unas semanas. Todo va bien. Hay buen sexo. No es la chica de tu vida pero bueh, la pasas bien. Y de repente, por obra y gracia del birlibirloque, un día descubres un cepillo ajeno, el SUYO, junto al tuyo en el aseo. La miras como si fuera Carrie a punto de lanzarte todos los cuchillos de la cocina con la mente. Lo capta y esboza un: ¿Te importa? Como llevo unas noches durmiendo aquí…

¡¡MIERDA claro que me importa!! Es un puto cepillo… Pero como eso queda en plan pánico, una disimula, saca sonrisa: dienteeees, siempre son los dientes. Y hace como que no. Y ahí se acaba todo. Nunca se lo dices, pero a partir de ese día dejas de quedar. Si te dice de quedar inventas cualquier excusa: ¡Uf, qué de trabajo! Mira ¿sabes qué? Ya te llamo yo. Y claro, nunca la llamas. Si te ves por ahí en adelante, sabes que ha pasado por todos los estados. Desde el ¿QUÉ? al ¿POR QUÉ? y más tarde el: Será… ¿pero qué se habrá creído? Y bueno, lo aceptas porque al fin de cuentas, cómo le vas a decir que eres tan infantil que te aterra un puto cepillo de dientes, símbolo del compromiso, símbolo de Dios sabe qué cosas malas que te pasan por la cabeza, encadenada al protocolo de ¡Ay no estoy lista para casarme!

Por eso admiro a las chicas prácticas, tipo Sexo en Nueva York, de esas que salen con su necesercito en el bolso, usan el cepillo, lo guardan y listo. Eso son amantes consideradas que buscan lo mismo que tú. Lamentablemente hay tan pocas. Bueno igual exagero. Yo sé que aún hay algo que me hace entrar más en shock que un cepillo. El día en que me encontré a una chica que ¡se trajo las zapatillas de estar por casa! Ahí me dieron ganas de huir de mi propia casa. Así que una de dos: o vas a cama ajena (sabio consejo) y huyes con el primer café de la mañana o luchas contra tu ser y te haces hetero. Ahí sólo tienes que bajar la taza del water. El mundo ahí afuera está lleno de cepillos.

1 comentario

Archivado bajo Lesposts